Estrategias y técnicas de aprendizaje en Bachillerato

Las estrategias y técnicas de aprendizaje son una de las claves para afrontar Bachillerato y EvAU. La importancia de conocer esas estrategias, estilos y técnicas de aprendizaje de nuestr@s alumn@s de Bachillerato puede aportar diferentes resultados a cada alumn@, pero el saber no ocupa lugar 😉

África Isarría Gallego. Psicopedagoga


Estudiar y aprender bien en Bachillerato para tener éxito en la Universidad

En la actualidad, se observa una dificultad notable en todos los niveles educativos, desde los estudios más básicos hasta los de Educación Superior. Esta problemática puede atribuirse a diversas razones, entre las cuales destacan las notables diferencias en la calidad del aprendizaje entre nuestros alumnos.

Se percibe un salto cualitativo al pasar de la enseñanza secundaria a la universitaria. Ello exige un cierto grado de madurez y la posesión de habilidades y capacidades específicas por parte del estudiante. En parte, esa responsabilidad recae en el docente, quien ha de fomentar en los estudiantes el uso de estrategias de aprendizaje que promuevan la autorregulación, la metacognición, la autonomía y la reflexión continua.

Las estrategias de aprendizaje son recursos o habilidades que los alumnos utilizan conscientemente para alcanzar objetivos de aprendizaje específicos. Estas estrategias están estrechamente relacionadas con el aprendizaje significativo y con la capacidad de aprender a aprender, conceptos fundamentales en el sistema educativo actual.

 

Tipos de estrategias de aprendizaje

Considerando la clasificación propuesta por Bernardo Carrasco, J. (1995), existen diferentes tipos de estrategias de aprendizaje:

  • Estrategias de ensayo: implican la repetición activa de los contenidos.
  • Estrategias de elaboración: involucran la conexión de la información nueva con conocimientos previos.
  • Estrategias de organización: el alumno agrupa la información para facilitar su memorización, por ejemplo, mediante resúmenes o esquemas.
  • Estrategias de control de la comprensión: están relacionadas con la metacognición y engloban estrategias de planificación, regulación y evaluación.

No obstante, es esencial tener en cuenta que la motivación del alumno desempeña un papel crucial en su intención y esfuerzo para alcanzar objetivos específicos a través de una actuación estratégica (según Montserrat Palma, en 1997). “La motivación impulsará a los estudiantes a aplicar sus estilos de aprendizaje de manera efectiva y a comprometerse plenamente en el proceso de adquisición de conocimientos”.

Por otro lado, el docente debe considerar los estilos de aprendizaje (como el estilo visual, auditivo, kinestésico, entre otros). Estos representan preferencias individuales en la manera en que los estudiantes procesan la información y participan en actividades de aprendizaje. Aunque estos estilos pueden ser útiles en la planificación de la enseñanza, es fundamental recordar que los estudiantes son diversos y que la adaptabilidad en el enfoque de enseñanza es esencial para atender eficazmente sus necesidades.

 

Diferencias entre estrategias y técnicas de aprendizaje

Finalmente, es crucial distinguir entre estrategias y técnicas de aprendizaje:

  • Las técnicas de aprendizaje son actividades específicas que los estudiantes llevan a cabo durante el proceso de aprendizaje.
  • Las estrategias de aprendizaje establecen lo que se requiere para abordar con éxito una tarea de estudio, determinando, por ende, la técnica más adecuada.

 

Caminando hacia el éxito

En resumen, el desarrollo de estrategias de aprendizaje efectivas, la comprensión de los estilos de aprendizaje y la aplicación de técnicas de estudio adecuadas son fundamentales para el éxito académico de los estudiantes.

Puedes encontrar más información sobre técnicas de estudio adaptadas a diferentes estilos de aprendizaje en el siguiente artículo sobre técnicas de estudio para superar exámenes y aprobar con mayor facilidad.

 

Scroll al inicio